¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿Por qué una dieta antiinflamatoria?

Tiempo de lectura estimado: 2 minuto(s)

La inflamación es una reacción del organismo frente a agentes agresores. Hay zonas en las que se puede percibir claramente, por ejemplo, la piel, el abdomen… pero cualquier tejido puede inflamarse.

Bacterias, contaminación, estrés… pero sobre todo las intolerancias alimenticias y las malas digestiones suelen ser dos agentes agresores muy comunes. Por ello, la dieta es un factor clave para evitar la inflamación del organismo.

Si la inflamación persiste en el tiempo se la denomina crónica. Y de hecho, ya hay muchos estudios que relacionan la inflamación crónica de los tejidos con muchas enfermedades actuales como demencia, obesidad, enfermedades cardiovasculares, dolor crónico, hígado graso, problemas digestivos como colon irritable, la infección por Helicobacter Pylori o la enfermedad de Crohn.

La dieta antiinflamatoria se recomienda para prevenir y reducir la inflamación de nuestro organismo: una forma de alimentarnos rica en vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, fibra dietética y antioxidantes. Es muy sencilla de seguir e incluye todos los vegetales y frutas, proteínas de calidad y grasas saludables.

La dieta antiinflamatoria restringe además algunos grupos de alimentos como las carnes procesadas, el gluten, las harinas refinadas… Todo esto lo veremos más detenidamente en los próximos post del mes. 

“Más frescos y menos procesados, la clave de la dieta antiinflamatoria”

Microbiota intestinal

La microbiota, es decir, esos microorganismos del intestino, están muy relacionados con nuestra dieta y por lo tanto con la inflamación. Por ejemplo, si llevamos una dieta rica en fibra proliferarán las bacterias buenas, pero si nuestra dieta es alta en procesados, gluten y azúcar, el intestino tendrá más bacterias patogénicas que desequilibran la flora. A este desequilibrio se le conoce con el nombre de disbiosis y está detrás del desarrollo de ésos procesos inflamatorios crónicos intestinales.

Cada vez se habla más de la microbiota y es que ahí es dónde reside la mayor parte de las defensas del cuerpo, es dónde está ese escudo protector que nos mantiene a salvo de las enfermedades y de la salud de esa microbiota depende la absorción adecuada de nutrientes. Si quieres saber más, no te pierdas este post.

¿Para quién se recomienda la dieta antiinflamatoria?

La dieta antiinflamatoria es perfecta para todo el mundo, pero sobre todo para personas que sufren enfermedades inflamatorias como artritis, esclerosis o patologías gástricas como el reflujo o la enfermedad de Crohn.

La dieta antiinflamatoria no es una dieta para bajar de peso, aunque en muchos casos, tiene ese efecto. 

Beneficios de una dieta antiinflamatoria

  • Antiedad: La inflamación es la precursora del envejecimiento.
  • Cuida la microbiota.
  • Aporta energía y evita la fatiga.
  • Reduce la ansiedad.
  • Disminuyen los dolores de cabeza.
  • Reduce la inflamación abdominal.
  • Menos dolores menstruales.
  • Menor riesgo de padecer enfermedades.
  • Disminución de gases.
  • Aumenta la esperanza de vida.
  • Sensación de bienestar físico y mental.

No te pierdas los próximos posts en los que hablaremos de la dieta antiinflamatoria. Consejos, ideas, alimentos que más inflaman tu organismo y los que menos, etc. Y, mientras tanto, si no sabes por dónde empezar, te dejamos una idea: nuestra Crema de Cacao y Avellanas es un desayuno ideal para sustituir otras cremas llenas de azúcar.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram