¡No te pierdas nada!

Recibe los últimos post y contenido exclusivo en tu correo. Nada de spam. Prometido.

¿Aún no te has iniciado en el ayuno?

Tiempo de lectura estimado: 2 minuto(s)

Promete mejorar nuestra calidad de vida y es tendencia absoluta en el mundo healthy y fitness, el ayuno es un modelo de alimentación que consiste en concentrar las ingestas de comida en una franja horaria reducida del día, dejando una ventana de horas determinadas sin comer. Es decir, no se centra tanto en lo que comemos, sino en cuándo lo comemos.

El ayuno en la Historia

A pesar de que pueda parecer algo novedoso, los ayunos han estado presentes desde nuestros orígenes. Cuando el hombre tenía esa necesidad de buscar su alimento, se producían de forma natural periodos de ayuno en las épocas de escasez.

Más adelante, algunas religiones usaron el ayuno y la abstinencia como método para alcanzar un estado espiritual. Pero, el ayuno también ha sido utilizado en la historia con fines terapéuticos y curativos: Sócrates, Platón o Hipócrates fueron algunos de los defensores más acérrimos del ayuno.

Antes de acudir al médico, ayuna un día”, Hipócrates

3 sencillos ayunos para empezar

  • 12/12: Es el más básico y simple y muchas personas lo hacen sin querer. Se trata de concentrar las horas de comidas en 12 horas y dejar una ventana de 12 horas para ayunar. Si cenas a las 9 de la noche y desayunas a las 9 de la mañana, lo tienes.

  • 14/10: El tiempo de ayuno incrementa a 14 horas y según los expertos ya con ese tiempo de ayuno se activa el proceso de autofagia, en el que el cuerpo se regenera y comienza a eliminar las células dañadas y todo lo que ya no sirve. Además, pasado ese tiempo el organismo comienza a usar las reservas de grasa como fuente de energía (cetosis). Puedes adelantar tu cena a las 8 de la tarde y retrasar el desayuno a las 10 de la mañana. Además, estarás adaptándote a los ritmos circadianos del cuerpo que se regulan con los patrones de luz y oscuridad.  

  • 16/8: Un ayuno de 16 horas. Yo soy muy fan de este ayuno y tengo que deciros que no me cuesta nada hacerlo. Puedes hacerlo utilizando las horas de la sueño, como en los dos anteriores, y dejando de comer desde las 8 de la tarde hasta las 12 de la mañana del día siguiente. Simplemente se trata de saltarnos el desayuno 😉

Otra opción es saltarte la cena, por ejemplo, ayunar desde las 6 de la tarde hasta las 10 de la mañana.

– 6:1: Un día a la semana de ayuno: Otro método muy interesante consiste en llevar una alimentación normal seis días a la semana y dejar uno de ellos para hacer un ayuno completo.

Es importante que cada persona vaya adaptando el ayuno a su ritmo de vida, a sus horarios de trabajo, de entrenamiento, de sueño… Si tienes dudas, te recomiendo que acudas a un experto.

¿Quién puede hacer ayuno?

Todo el mundo que goce de buena salud puede beneficiarse de esta técnica, aún así hay grupos de personas a los que les va especialmente bien. ¡Apunta!

  • Personas con digestiones pesadas y lentas.

  • Problemas de gases y retención de líquidos.

  • Casos de sobrepeso y obesidad.

  • Pacientes con diabetes tipo 2: siempre con control médico si hay medicación.

  • Mujeres en la menopausia y perimenopausia: evita la tendencia natural a retener líquidos y ganar peso.

  • Deportistas: la energía que el cuerpo dedica al proceso de digestión, es utilizada para incrementar el rendimiento físico.

Desaconsejado para:

  • Niños y adolescentes en época de crecimiento.

  • Personas con bajo peso.

  • Embarazadas y lactantes.

  • Trastornos de conducta alimentaria, ansiedad, estrés, depresión o migraña.

  • Casos de hipertiroidismo.

  • Problemas de insuficiencia renal o hepática.

Niklas Gustafson
Autor del post
Niklas Gustafson

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sígueme en Instagram